Traducción urgente

By in
557
Traducción urgente

 

¡Lee esto, deprisa! Es broma; por nuestra parte, puedes tomártelo con calma…

El frenético ritmo de vida de la sociedad actual afecta directamente a cuestiones tanto personales como profesionales y hace que vivamos a toda velocidad. De ahí que, en muchas ocasiones, necesitemos servicios de carácter urgente para poder gestionar nuestro negocio, asuntos de nuestra vida privada, académica, profesional, etc. La expresión “lo quiero para ayer” está a la orden del día y los servicios de traducción no son una excepción a esta tendencia a la rapidez. Debido a esto, las traducciones urgentes son un servicio con el que las empresas de traducción nos encontramos de forma cotidiana.

 

¿A qué llamamos traducción urgente?

 

La opción ideal para cualquier encargo de traducción es que solamente intervengan dos profesionales: un traductor y un revisor. Esto permite optimizar la coherencia estilística y terminológica del texto final. Cuando un cliente nos solicita presupuesto sin especificar un plazo de entrega límite, le proponemos un plazo normal expresado en días hábiles. Calculamos dicho plazo para poder cumplirlo holgadamente teniendo en cuenta el ritmo normal al que trabajan los traductores y revisores. También hay que incluir en este cálculo cualquier trabajo adicional que conlleve el encargo, como la maquetación previa o posterior de los documentos, etc.

Por ejemplo, si presupuestamos la traducción del inglés al español de un texto general de 4000 palabras sin trabajo extra de formato, y estimando que el traductor avanzará a razón de 2000-3000 palabras por día hábil, el plazo normal propuesto al cliente será de 2-3 días hábiles, de modo que haya tiempo suficiente para la intervención del traductor y del revisor, el cual debería poder revisar sin problemas las 4000 palabras en un día hábil como máximo.

Si al cliente no le encaja el plazo normal propuesto y necesita que se acorte la cantidad de días hábiles o que se dediquen más horas al día de las habituales o se trabaje en fin de semana, etc., entonces hablaremos de un encargo de traducción urgente.

Cualquier alteración de la forma de trabajar idónea conlleva un esfuerzo adicional para los profesionales que intervienen: renunciar a otros encargos o actividades personales… También es posible que se necesite formar un equipo de traductores más un revisor.

 

traducción


¿Cuánto cuesta una traducción urgente?

 

El tiempo es uno de los tres lados de la pirámide de gestión de proyectos, no solo de traducción sino de cualquier tipo. En nuestro caso, todas estas medidas destinadas a cumplir un plazo urgente requieren añadir al presupuesto un recargo proporcional. Es lo se denomina “recargo por urgencia”.

En el ejemplo que sugeríamos, si el cliente quiere garantizar la entrega en 2 días hábiles, según nuestra experiencia es razonable exigir un 20 % de recargo. Si lo necesita en un día hábil, por ejemplo del martes al miércoles (no festivos), en principio sería factible si el traductor dedica todo el día al encargo y el revisor trabaja fuera del horario normal de oficina para hacer su parte del trabajo. En casos como este, es habitual aplicar recargos a partir del 50 %.

En ocasiones, se acuerda con el cliente no aplicar recargo por urgencia para pequeños encargos de traducción a cambio de un gran volumen anual de trabajo o de una tarifa por palabra un poco más alta, etc. Esto es especialmente factible para encargos realizados in house, es decir, con los recursos internos de la agencia, o bien con colaboradores habituales que tengan una gran disponibilidad y que, a su vez, acepten entregas urgentes a cambio de una colaboración continua o una tarifa especial. Por ello, es importante aclarar con el cliente las posibles combinaciones de idiomas para las cuales necesitará traducciones urgentes, de modo que podamos preparar los recursos necesarios.

Asimismo, es crucial conocer en todo momento la disponibilidad de estos recursos. Aun así, el cliente debe saber que, en el caso de las combinaciones de idiomas infrecuentes con pocos profesionales en el mercado, no siempre podrá garantizarse la entrega urgente de los encargos. Hablamos de un trabajo mecánico o informático sino humano, y en último término, siempre se depende de la disponibilidad de un traductor adecuado para cada encargo.

Por supuesto, el concepto de urgencia es relativo: puede que un cliente considere que una traducción es urgente y la pida para dentro de una semana, mientras que otro puede solicitar el mismo tipo de traducción para dentro de dos días. Por ello, es muy importante que, como clientes, se concreten todos los detalles del encargo y que se marquen unas fechas de entrega claras.  

 

¿Por qué somos tan importantes las empresas de traducción?

 

Como sabes, en LinguaTrans “hablamos tu idioma”, y eso incluye ser conscientes de las necesidades urgentes que pueden surgirte en cualquier momento. Por ejemplo, traducir lo antes posible un contrato, un catálogo o una página web. Una agencia de traducción con una red de colaboradores sólida y extensa puede garantizar la rápida asignación de tu proyecto a lingüistas disponibles.

 

correcto
54321
(0 votes. Average 0 of 5)
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *